Dibujo Tradicional

DEFINICIÓN DE DIBUJO TÉCNICO

Fuente de la Información:
https://es.wikipedia.org/wiki/Dibujo_t%C3%A9cnico

El dibujo técnico es un sistema de representación gráfica de diversos tipos de objetos, con el propósito de proporcionar información suficiente para facilitar su análisis, ayudar a elaborar su diseño y posibilitar su futura construcción y mantenimiento. Suele realizarse con el auxilio de medios informatizados o, directamente, sobre el papel u otros soportes planos.

La representación gráfica se basa en la geometría descriptiva y utiliza las proyecciones ortogonales para dibujar las distintas vistas de un objeto.

Los objetos, piezas, máquinas, edificios, planos urbanos, entre otros , se suelen representar en planta (vista superior, vista de techo, planta de piso, cubierta, entre otros ), alzado (vista frontal o anterior) y lateral (acotaciones); son necesarias un mínimo de dos proyecciones (vistas del objeto) para aportar información útil del objeto, dependiendo esto de la complejidad del mismo. Las vistas mencionadas de acuerdo al sistema ortogonal se llaman fundamentales por pertenecer al triedro fundamental, este triedro lo conforman el plano anterior, superior y lateral.

El dibujo técnico engloba trabajos como bosquejo y/o croquis, esquemas, diagramas, planos eléctricos y electrónicos, representaciones de todo tipo de elementos mecánicos, planos de arquitectura, urbanismo, etc, resueltos mediante el auxilio de conceptos geométricos, donde son aplicadas las matemáticas, la geometría euclidiana, diversos tipos de perspectivas, escalas, entre otros.

TIPOS DE DIBUJO TÉCNICO

Dibujo Arquitectónico
El dibujo arquitectónico abarca una gama de representaciones gráficas con las cuales se realizan los planos para la construcción de edificios, casas, quintas, autopistas, iglesias, fábricas y puentes entre otros. Se dibuja el proyecto con instrumentos precisos, con sus respectivos detalles, ajuste y correcciones, donde aparecen los planos de planta, fachadas, secciones, perspectivas, fundaciones, columnas, detalles y otros.

Dibujo mecánico
El dibujo mecánico se emplea en la elaboración de planos para la representación de piezas o partes de máquinas, maquinarias , vehículos como grúas, motos, aviones, helicópteros e industriales. El campo comercial, donde la aplicación practica de los dibujos de ingeniería adopta la forma de dibujos de trabajo, es importante tener en cuenta un amplio conocimiento de los que son los elementos de maquinas, su fabricación y la representación grafica de cada uno de ellos. Siempre será necesario, que las partes o elementos que ensamblan una maquina se puedan mostrar con facilidad al fabricante y al consumidor, y poder mostrarle con claridad cada una de sus características esenciales y las normas a seguir para la fabricación de cada elemento.

Dibujo eléctrico
Este tipo de dibujo se refiere a la representación gráfica de instalaciones eléctricas en una industria, oficina o vivienda que requiera de electricidad.

Dibujo geológico
El dibujo geológico se emplea en geografía y en geología, en él se representan las diversas capas de la tierra empleando una simbología y da a conocer los minerales contenidos en cada capa. Se usa mucho en minería y en exploraciones de yacimientos petrolíferos.

Dibujo topográfico
Es el dibujo técnico que tiene por objeto representar en un plano las características de un terreno, tales como: el relieve, la altura a diferentes niveles, entre otros. El dibujo topográfico nos representa gráficamente las características de una determinada extensión de terreno, mediante signos convencionalmente establecidos. Nos muestra los accidentes naturales y artificiales, cotas o medidas, curvas horizontales o curvas de niveles.

Dibujo urbanístico
Este tipo de dibujo se emplea en la organización de ciudades: en la ubicación de centros urbanos, zonas industriales, bulevares, calles, avenidas, jardines, autopistas, zonas recreativas entre otros. Se dibujan anteproyectos, proyectos, planos de conjunto, planos de pormenor entre otros.

Dibujo técnico de las instalaciones sanitarias
Tiene por finalidad representar el posicionamiento de cada una de las piezas sanitarias: ducha, lavamanos, retrete, etc. Incluyendo la ubicación de las tuberías internas o externas.

En los planos de instalaciones sanitarias se utilizan diferentes colores normalizados para indicar si se trata de cañerías (tuberías), artefactos o elementos de cloaca, pluvial, ventilación, agua caliente o fría.

También en los cortes se puede observar las pendientes de las cañerías, profundidades, alturas o distancias a planos de referencias.

Dibujo técnico electrónico
Se relaciona con la representación de esquemas y diagramas de circuitos electrónicos de circulación de corriente de poca intensidad tales como radios, televisores, computadoras, entre otros.

Dibujo técnico de construcciones metálicas
Rama del dibujo que se utiliza en el diseño de puentes, galpones, astilleros, herrería en general.

Dibujo técnico cartográfico
Es el empleado en cartografía, topografía y otras representaciones de entornos de gran extensión.


UTENSILIOS DE DIBUJO TÉCNICO

Fuente de la información: https://es.wikipedia.org/wiki/Utensilios_de_dibujo_t%C3%A9cnico

Los utensilios de dibujo técnico son un conjunto de herramientas utilizadas tradicionalmente (y de forma especial) en la delineación de planos normalizados.

Entre los instrumentos más habituales, se pueden citar: plumas técnicas de tinta china y rotuladores; reglas graduadas y plantillas; compases; transportadores de ángulos; y también distintos elementos auxiliares como lápices, gomas de borrar o sacapuntas. Así mismo, se pueden incluir los tableros de dibujo, los tecnígrafos o el propio soporte empleado (papel o plástico).

Estos utensilios pueden ser utilizados tanto para representar y rotular modelos a escala, como para el diseño de todo tipo de dibujos, y sirven para mejorar la consistencia y la velocidad de creación de elementos gráficos normalizados.

PLUMAS

Los utensilios de trazado usados tradicionalmente en el dibujo técnico son el lápiz y las plumas técnicas.

Los lápices utilizados normalmente son portaminas, con grosores y tipos de mina normalizados. Los anchos de línea habituales son 0.18 mm, 0.25 mm, 0.5 mm y 0.7 mm; y la dureza varía normalmente de HB a 2H. Las minas más blandas dan un mejor contraste, pero las minas más duras proporcionan una línea más limpia (es decir, menos propensa a emborronarse) aunque no tan visible. El poco contraste de las marcas de lápiz es en general problemático cuando hay que fotocopiar el original, pero las nuevas técnicas de copia de barrido han mejorado notablemente el resultado final. El papel o las superficies plásticas requieren sus propios tipos de mina especiales.

En muchos casos, los planos finales son dibujados con tinta sobre soportes plásticos o sobre papel translúcido, utilizándose por lo general juegos de plumas técnicas con trazos de distintos grosores normalizados. Estas plumas tienen un depósito de tinta que alimenta un puntero, formado por un cilindro metálico hueco, dentro del cual puede deslizar un filamento de metal delgado unido a un émbolo de plomo. La tinta es absorbida por capilaridad entre el filamento y la pared interior del tubo, impidiendo que se libere una cantidad excesiva de tinta. Cuando se agita ligeramente la pluma arriba y abajo, el peso del émbolo libera el extremo interior del tubo, reactivando la alimentación de la tinta. Originalmente, los depósitos se rellenaban con tinta que se suministraba en botellas o pequeños envases; si bien los modelos más recientes utilizan cartuchos desechables.

Cada pluma está equipada con un puntero de un ancho determinado. Estos anchos de línea están normalizados: los juegos de plumas generalmente utilizados en Filandia incluyen los grosores 0.13 mm, 0.18 mm, 0.25 mm, 0.35 mm, 0.50 mm y 0.70 mm; aunque también es habitual encontrar grosores graduados en décimas de milímetro (0.10 mm, 0.20 mm, 0.30 mm… 0.80 mm, e incluso hasta 1,00 mm). Los punteros para dibujar sobre papel y sobre plástico son distintos, porque el plástico requiere un tipo de puntero más duro. Para funcionar correctamente requieren un mantenimiento regular, en especial las plumas de los grosores más finos, cuyos filamentos metálicos son tan extraordinariamente delgados que se pueden romper con relativa facilidad si la tinta llega a secarse en el interior del puntero.

TABLERO DE DIBUJO

El tablero de dibujo es una herramienta esencial, puesto que es necesario sujetar y mantener alineado el papel sobre una superficie completamente plana de modo que se pueda realizar el dibujo con la exactitud requerida. Generalmente, para dibujar y tomar medidas se utilizan diferentes tipos de reglas auxiliares, montadas con bastidores deslizantes o articulados sobre el tablero de dibujo, que normalmente va a su vez instalado sobre un pedestal orientable y regulable en altura.

También existen tableros de dibujo más pequeños, pensados para ser utilizados en mesas de escritorio normales.

En los siglos XVIII y XIX, el papel se humedecía y se pegaban sus bordes al tablero. Después de secarse, el papel quedaba perfectamente plano y liso, recortándose el dibujo una vez completado.4​ El papel también se aseguraba al tablero de dibujo mediante alfileres o chinchetas, o incluso con presillas o pinzas.5​ En épocas más recientes se utilizaba cinta autoadhesiva para sujetar el papel, incluyendo el uso de dispensadores de puntos adhesivos. Algunos tableros de dibujo están imantados, sujetándose entonces el papel gracias a la atracción sobe una serie de bandas de acero. Otro sistema habitual en tableros con poca inclinación era disponer unas pesas de plomo forradas de cuero en las cuatro esquinas del papel.

Las mesas utilizadas para superponer diseños o en animación pueden incluir alfileres o barras de sujeción para asegurar la perfecta alineación de las múltiples capas del dibujo.

Para facilitar la perfecta visibilidad de la zona de trabajo, las mesas de dibujo estaban dotadas de una lámpara tipo flexo, montada sobre el borde superior del tablero con un brazo articulado, de forma que no deslumbrase al delineante y evitase el problema de las sombras arrojadas por las manos sobre el dibujo.

REGLA T

Las reglas en T emplean un borde del tablero de dibujo como soporte, facilitando el dibujo de líneas horizontales y permitiendo alinear otros instrumentos de dibujo. Plantillas triangulares de madera, metal o de plástico con ángulos de 30° y 60° o con dos ángulos de 45° facilitan el dibujo de líneas con estas inclinaciones habituales, que también se pueden trazar con un transportador ajustable entre 0° y 90°.

Un dispositivo alternativo es la regla paralela, que queda permanentemente sujeta al tablero de dibujo mediante un conjunto de cables y poleas que hacen posible desplazarla paralelamente sobre toda la superficie de trabajo. El tecnígrafo acabó reemplazando a las reglas paralelas en la delineación profesional.

TECNÍGRAFO

Un tecnígrafo es un dispositivo que se monta sobre el tablero de dibujo. Posee un mecanismo con un sistema de muelles y amortiguadores ideado para poder ajustarlo con precisión y suavidad en cualquier posición y ángulo sobre el dibujo.6​

Hay dos tipos principales de aparatos: con el brazo basculando sobre un paralelogramo articulado; o deslizando y pivotando sobre un rail vertical. La exactitud del movimiento del brazo articulado es mejor en el centro del tablero, decreciendo hacia los bordes, mientras que el brazo deslizante tiene una exactitud constante sobre todo el tablero. Ambos tipos de aparatos tienen un cabezal rotatorio orientable, donde se articulan unas reglas cuya inclinación se puede ajustar sobre la escala de un transportador.7​

El tecnígrafo facilita la tarea de dibujar líneas paralelas sobre el papel, así como ajustar con precisión los ángulos deseados entre las dos reglas articuladas en el cabezal, que también puede ser utilizado como soporte para reglas especiales y para plantillas de rotulación de letras. Las reglas del cabezal se pueden remplazar, como en el caso de necesitarse utilizar distintas escalas gráficas.

Algunos tableros montaban una regla de desplazamiento paralelo y un pantógrafo, dispositivo utilizado para copiar dibujos en una proporción de escala ajustable.

REGLAS GRADUADAS

Las reglas graduadas utilizadas en dibujo técnico normalmente están fabricadas en poliestireno, siendo de dos tipos según el diseño de su borde. Las de borde recto pueden utilizarse con lápices o bolígrafos de tinta densa, mientras que cuando se utilizan plumas técnicas el borde tiene que ser escalonado para impedir que la tinta se disperse por capilaridad entre el papel y la regla (produciendo lo que en la jerga de los delineantes se conocía como una «barba», o de forma más común, un «borrón»).

Un escalímetro es una regla prismática triangular, que incluye seis escalas graduadas simultáneamente (dos en cada arista). Una combinación típica para medir detalles de los planos de construcción es 1:20, 1:50, 1:100, 1:25, 1:75 y 1:125. También existen reglas particulares de distintos países, como las graduadas en pulgadas. Actualmente se fabrican con distintos plásticos, aunque antiguamente se hacían de maderas duras. Así mismo, existen versiones de bolsillo, con las escalas impresas en láminas alargadas de plástico flexibles, que se pueden desplegar alrededor del eje sobre el que van montadas.

COMPÁS

Los compases son utilizados para dibujar circunferencias o arcos circulares. El tipo más habitual tiene dos «patas» rectas (también denominadas «brazos») unidas por una articulación; una de las patas termina en una punta aguda, y la otra sujeta una pluma técnica, un lápiz o cualquier otro elemento capaz de marcar el papel.

Habitualmente se comercializaban como juegos de compases, en estuches de madera o plástico, que solían contener desde un solo compás normal (con su tiralíneas), hasta conjuntos de numerosas piezas de distintos tipos (compás, compás de puntas, bigotera y bigotera loca). Con la aparición de las plumas técnicas, más pesadas que un tiralíneas, los compases pasaron a ser más rígidos y de mayor tamaño, siendo habituales las bigoteras dotadas de un dispositivo especial para sujetar las plumas. Entre los fabricantes más conocidos de compases se encontraban la compañía suiza Kern & Co, y las alemanas E. O. Richter,8​ Faber Castell y Staedtler.

Compás de puntas
Cuando dispone de dos agujas, se habla de un «compás de puntas» o de «punta seca», utilizado para trasladar medidas entre distintas partes de un dibujo.

Bigotera
Otro tipo, denominado «bigotera», es un compás regulable (su silueta es similar a una letra «A») cuya apertura se puede ajustar haciendo girar un tornillo que atraviesa sus dos patas. Por otro lado, cuando se necesita dibujar arcos de radio muy grande, se dispone de alargadores que se pueden acoplar al instrumento para incrementar su radio de trabajo. A menudo también se utilizan plantillas de círculos (especialmente para diámetros de entre 1 mm y 25 mm), más cómodas y rápidas de usar que el compás para estos tamaños pequeños.

Bigotera loca
Antes de la invención de las plumas técnicas, no era posible utilizar plantillas de detalles pequeños como letras o círculos. Para dibujar con tiralíneas círculos muy pequeños (de menos de 5 mm de diámetro) se utilizaba la «bigotera loca», un compás especial en el que la pata con el útil de dibujo puede pivotar libremente sobre la pata con la que se marca el centro del círculo. Era un instrumento difícil de utilizar, pues requería aplicar un golpe con la fuerza justa a la pata libre para que diese al menos una vuelta completa sin que se derramase la tinta del tiralíneas por efecto del giro.

PLANTILLAS BURMESTER

Las plantillas Burmester están hechas de madera, plástico o celuloide. Algunas de estas reglas también incluyen perfiles recortados en su interior. Se utilizan para dibujar curvas que no pueden trazarse con un compás. Para ello, se dibuja la curva a mano alzada con lápiz a través de los puntos conocidos; buscándose el tramo más largo posible de alguna de las plantillas que coincida exactamente con la curva trazada a mano. Finalmente, apoyándose en uno o en varios segmentos curvos de las plantillas, se consigue rotular la curva continua buscada.9​

FLEXICURVA

Otro método que permite dibujar curvas suaves son las flexicurvas (curvas flexibles, formadas por una varilla de plomo recubierta de goma, fácilmente moldeable), con las que es más sencillo seguir la curva deseada, aunque si el instrumento no está en perfectas condiciones, puede conservar deformaciones remanentes, que distorsionen la suavidad del perfil buscado. Si se utiliza una varilla elástica (pero no plástica, es decir, que no conserve las deformaciones) entonces debe colocarse en posición utilizando pequeñas pesas.

PLANTILLAS

Este tipo de plantillas contienen una serie de orificios predimensionados a una determinada escala, facilitando el dibujo de letras, símbolos, signos, siluetas y otros elementos gráficos. Sus principales ventajas son su precio (los modelos habituales moldeados en plástico resultan bastante económicos) y su sencillez de uso (cualquier dibujante con un mínimo de habilidad puede dominar esta técnica en muy poco tiempo).

Las plantillas de letras se emplean para rotular textos, incluyendo dígitos y caracteres ortográficos. Normalmente se utilizan tipografías (por ejemplo, DIN o ANSI) y alturas de letra normalizadas, y cada una es adecuada para un grosor de pluma técnica determinado (habitualmente, 1.8 mm, 2.5 mm, 3.5 mm, 5.0 mm y 7.0 mm). Los tamaños de letra más grandes también pueden servir para rotular con otros utensilios de dibujo, como rotuladores o bolígrafos.

Para dibujar arcos y círculos, se usan plantillas con conjuntos de orificios circulares de distintos tamaños. También existen plantillas con otras formas geométricas, como cuadrados o elipses (las propias de la perspectiva isométrica son habituales), así como muchos otros tipos para diversos propósitos especializados, como arquitectura (incluyendo puertas con sus arcos de apertura, equipamiento y mobiliario) o ingeniería (con señales de tráfico, o la simbología de los circuitos electrónicos).

LEROY

A mediados de la década de 1930, la empresa estadounidense Keuffel and Esser (fundada en la segunda mitad del siglo XIX por dos inmigrantes alemanes), ideó un novedoso sistema de rotulación denominado comercialmente «Leroy».10​ El procedimiento estaba basado en un pequeño mecanismo pantógrafico (coloquialmente llamado en español el «cangrejo»), con el que se reproducían sobre el papel las letras grabadas en bajorrelieve en una regleta (en vez de perforadas, como en el otro tipo de plantillas) al recorrerlas con el puntero del pantógrafo.

Este sistema, que se hizo muy habitual entre los delineantes profesionales, producía un texto de gran calidad gráfica, y tenía la ventaja de que las plantillas podían utilizarse con plumas de distintos grosores (al contrario de lo que sucede con las plantillas troqueladas, una misma altura de letra se podía usar indistintamente con una pluma fina, que producía texto normal; o con una pluma gruesa, que producía texto en negrita), lo que permitió enriquecer la tipografía de los planos. Sus principales inconvenientes eran el precio del equipo y un período de aprendizaje algo más largo, aunque estas desventajas quedaban finalmente compensadas por la mejor calidad del texto y por la elevada productividad del procedimiento una vez que se dominaba la técnica necesaria para su uso.

Había un amplio catálogo de regletas con distintas tipografías, que normalmente se guardaban junto con el pantógrafo en un estuche de madera.